viernes, 8 de agosto de 2008

Hallan manos que cortaron a Gerente de Claro tras asesinarlo en Cajamarca

Después de un mes de haber sido encontrado el cuerpo sin vida del Gerente Comercial de Claro, Carlos Alberto Rojas Flores; su asesino, Merlín Ishpilco Infante guió al juez, fiscal y médicos legistas al lugar donde enterraron las manos de su víctima, las mismas que cortaron con un pico para no ser identificado.
Ambas manos se encontraban dentro de una bolsa plástica de color negro, enterradas en un descampado del cementerio de Monipampa, éstas se encontraban en estado de descomposición y con la piel desgarrándose.
Luego el asesino, guió por un camino accidentado hasta un abrigo en el cause de una quebrada donde habían escondido el maletín con que viajó Rojas Flores, donde sólo encontraron una casaca, una camisa y un par de calcetines.
El juez del Quinto Juzgado Penal de Cajamarca, Jorge Pajares Gálvez, dijo que Marlín Infante Ishpilco, guió directamente y sin dudar a los lugares donde escondieron los restos de su víctima, así como reveló que en el homicidio estaría también involucrada la persona de, Carlos Amílcar Flores Infante, hermano de la conviviente de Marlýn.
Entre tanto, Marco Guevara Vásquez, abogado defensor de Marlyn Ishpilco, dijo que su defendido aceptó su culpabilidad en el crimen y ha facilitado la investigación, también dijo que el asesinato se dio por cuestiones "sentimentales".

Amílcar Flores Infante, junto a Merlín habría asesinado a Carlos Alberto Rojas